Consejos para decorar y proteger las escaleras

Las escaleras suelen presidir sin complejos las entradas y pasillos de nuestras casas. Para integrarlas en nuestra decoración es importante coordinar su estilo con el del resto de la casa. Las alfombras o moquetas resultan la forma más sencilla de decorar y proteger las escaleras.

Motivos por los que deberías colocar una moqueta en las escaleras

Las alfombras y moquetas no solo sirven para añadir color y estilo a la decoración de tus escaleras y que queden mucho más bonitas. También ayudan a proteger los escalones, tener una pisada más cómoda, amortiguar los ruidos y evitar accidentes.

escalera decorada con una alfombra oscura

Colocar una alfombra o moqueta en tus escaleras es una buena idea ya que:

  1. Una alfombra es la forma más simple, económica y efectiva de transformar la decoración de tus escaleras.
  2. Las alfombras protegen los peldaños del desgaste y de los golpes.
  3. Las escaleras enmoquetadas son más seguras que las que tiene escalones de madera o piedra. Las superficies duras suelen ser más resbaladizas y más propensas a provocar caídas. En el caso de tropezar, una alfombra siempre amortiguara mejor el golpe. Unos escalones enmoquetados pueden ser la diferencia entre un simple arañazo o un gran moretón.
  4. Las alfombras amortiguan los ruidos. El ruidito de los zapatos en los escalones de piedra o madera se intensifica con las subidas y bajadas, y puede terminar resultando algo molesto. Si decoras los peldaños con moquetas no solo conseguirás que sean mucho más bonitas si no que serán más confortables y absorberán mucho mejor el ruido.

Acierta con la moqueta para decorar y proteger tu escalera

Muchas escaleras se decoran y protegen con moquetas, acertar con la moqueta con la que proteger y decorar los peldaños de tu escalera es bastante fácil.


Hay montones de alfombras que quedan fenomenal y aguantan sin problemas el paso continuo.
Las alfombras en las escaleras decoran, dan carácter y personalidad con diferentes materiales, colores y estampados.

Pasos para elegir la alfombra con la que decorar tu escalera

Para acertar en la elección de nuestra alfombra debemos tener en cuenta varios factores para elegir la alfombra perfecta. Ademas de elegir el estilo, estampado y color, es importante que el material sea resistente y de un grosor determinado.

1. La resistencia: elige una alfombra resistente para las escaleras

Lo primero que tienes que tener en cuenta es que se trate de una alfombra super resistente, porque va a tener que aguantar mucho!!! Las escaleras son lugares de paso y uno de los espacios con más trafico de la casa.
Si al impacto de las subidas le sumas la fuerza de gravedad en las bajadas, vas a necesitar una alfombra muy resistente. El impacto de las pisadas en una escalera es superior en comparación con el que aguantan otras superficies planas.


Es necesario elegir una alfombra que además de resistir el desgaste siga siendo igual de bonita que el primer día.
Si estás enmoquetando toda la casa, puede que la moqueta que elijas para el dormitorio no sirva para las escaleras. Acertar con la moqueta para tus escaleras no tiene nada que ver con acertar la moqueta con la que decorar un salón o un dormitorio.
Para las escaleras es muy importante que elijas una alfombra resistente y dura.
La resistencia de una alfombra depende de:

  • El peso de la alfombra por metro cuadrado.
  • La densidad de la alfombra, esto se refiere a lo juntas que están cosidas las fibras. Cuanto más densa más resistente es la alfombra.
  • La torsión de las fibras. Hace referencia al número de veces que las hebras se retuercen.
  • El tipo de fibra con la que está fabricada: las distintas fibras presentan distintas características.
    • Fibras sintéticas como el nylon, el poliéster y la ofelina.
    • Fibras naturales como la lana, el sisal o las algas. Una moqueta de algas a medida puede ser una gran elección.

Compra la alfombra más resistente y de mejor calidad que te puedas permitir. A la larga terminarás ahorrando porque no tendrás que cambiarla en muchísimos años.

2. El grosor: ni demasiado fino ni demasiado grueso

El grosor es tan importante como el material con el que está fabricada la moqueta.

Las alfombras muy gruesas o de pelo largo tiene una pisada más cómoda, pero también son más propensas a engancharse en zapatos o en las patitas de las mascotas.


Otro punto importante es el largo de la fibra. Muchos piensan que cuanto más gruesa sea más tiempo durará. En una alfombra de pelo largo se notará más el desgaste de las pisadas y los roces con los escalones que en una alfombra de pelo corto o de bucle plano.

La alfombra perfecta para decorar los peldaños de una escalera no es ni demasiado fina ni demasiado gruesa.

Una alfombra demasiado gruesa puede incluso resultar peligrosa, la parte que sobresale al forrar los escalones puede provocar tropiezos o caídas.

3. La resistencia a la suciedad: debe ser una alfombra fácil de limpiar

Hay una gran diferencia entre una alfombra que resista las manchas y una alfombra que repela el polvo. Una alfombra para las escaleras no debe ser necesariamente resistente a las manchas. Normalmente no derramamos líquidos, comida o pintura en los escalones. En este caso la suciedad a la que nos referimos es más el polvo o barro que llevemos en los zapatos.

Una opción genial sería una de nuestras alfombras super fáciles de limpiar

4. El estampado: rayas, cuadros, lisas…

Las escaleras son un lugar perfecto para añadir algo de color o estampados. Los peldaños no suelen ser muy anchos por lo que no te cansará y además es una forma de disimular manchas y roces.

Tú moqueta debe ser resistente y duradera al mismo que bonita. Una escalera oscura y sin luz con la alfombra adecuada puede convertirse en un espacio cálido y luminoso.

Un estampado perfecto para decorar los escalones son las rayas. Las rayas se adaptan a la perfección en esquinas y rellanos.

las rayas con el estampado perfecto era decorar las escaleras

Las escaleras son perfectas para añadir algo de color en la decoración, al ser lugares de paso puedes atreverte con algún color o estampado atrevido.

Elegir el color es tan importante como el estampado. Los colores oscuros pueden empequeñecer los espacios y las escaleras de normal no suelen ser muy anchas. Los colores claros se manchan más pero las gamas de grises y naturales son geniales.

Si buscas un estilo relajado, los colores naturales son una buena elección. Incluso si tu alfombra es de fibras sintéticas, un color natural resulta muy estiloso y no compite con escalones de madera o piedra.
Nosotros recomendamos pequeños estampados de rayas o cuadros para que no se pierdan las repeticiones del dibujo. De esta forma resulta muchísimo más fácil de encajar el dibujo en los rellanos.

Seguro que no te esperabas ver una alfombra de cuadros decorando una escalera. Nos encanta como destaca la oscura alfombra de cuadros en esta casa con decoración neutra.

escalones con alfombra de cuadros azul oscuro

Una alfombra de estampado herringbone consigue dar un aire cálido y acogedor a este recibidor. El color azul queda genial junto a los colores de la madera.

escalera de madera protegida con una alfombra azul con estampado herringbone

La alfombra perfecta para decorar y proteger tus escaleras es la que reúne todos los requisitos mencionados anteriormente: es resistente, ni muy gruesa ni muy fina, con un estampado que realce los escalones y no se manche con facilidad.

 

Deja un comentario